Loader

Alquiler de barcos en
Turquía

Mejores barcos de alquiler

Te ayudamos a encontrar el barco perfecto

Solicita tu presupuesto

Zonas de navegación en Turquía

Breve guía para alquilar un barco en Turquía

Turquía es un país mágico con un pie en Europa y otro en Asia. Su posición estratégica de unión entre el Mar Mediterráneo y el continente asiático ha hecho que durante miles de años sus tierras acogieran habitantes y viajeros muy diversos, que han dejado una gran herencia allí. Más allá de una gran extensión de tierra con tesoros naturales y humanos, Turquía es una península con miles de kilómetros de costa y cientos de playas y marinas. El alquiler de barcos en Turquía asegura unas vacaciones únicas y exóticas, disfrutando de las maravillas de un país único.

 

¿Qué hacer en Turquía?

Con una herencia histórica y cultural única e interminable, Turquía ofrece muchísimas opciones como destino turístico. Desde las ciudades principales, como Estambul o Ankara, hasta lugares recónditos en mitad de la península de Anatolia, como los sitios rupestres de la Capadocia o los baños calizos de Pamukkale.  También es posible visitar ciudades con más de dos mil años de antigüedad, algunas de las cuales ya son solamente ruinas, pero de un gran valor.  

Cerca de la costa del Mar Egeo se pueden visitar las imponentes ruinas de la ciudad de Éfeso, o los restos de la de Telmesos, pero por todo el litoral hay cientos de lugares con historia para visitar. Si te has decidido por el alquiler de barcos en Turquía, debes saber que la Costa Turquesa, entre Ízmir y Antalya, no te va a decepcionar. Tiene lo mejor del paisaje mediterráneo, con olivos, naranjos y vegetación verde. Y todo ello combinado con rocas, arena y aguas totalmente transparentes y limpias.

 

Playas de Turquía

Turquía tiene miles de kilómetros de costa entre el Mar Negro, el Mar de Azov, el Mar Egeo y el Mar Mediterráneo, y por lo tanto tiene multitud de playas y calas de las que disfrutar. Pero es en la Costa Turquesa donde están los principales puertos de alquiler de barcos en Turquía, por lo que a continuación te sugerimos algunas de las mejores playas por si ese es tu destino de vacaciones.

- Valle de las mariposas

La playa del valle y la bahía de las mariposas, o Kelebekler Vadisi, está en Ölüdeniz, cerca de Fethiye. Ölüdeniz tiene muchas playas bonitas, de arenas claras y aguas transparentes. Pero la de las mariposas es especial porque allí se cuida especialmente la naturaleza y así se consigue un paisaje virgen y especial.

- Iztuzu

Si lo tuyo son las playas largas de arena, Iztuzu es la tuya en Turquía. Situada en Dalyan, a medio camino entre Fethiye y Marmaris, ofrece unos tres kilómetros de arenal en el que tomar el sol. Además, está a pocos minutos de las ruinas de Kaunos, de herencia griega y romana. Pero además en Izutzu se puede observar en verano cómo las tortugas van a la arena a hacer su puesta.

- Phaselis

A pocas millas de Antalya, es posible nadar y navegar junto a ruinas históricas en las tres bahías de Phaselis. Las playas son de guijarros un tanto grises, pero la vegetación y las aguas transparentes las convierten en un maravilloso y tranquilo rincón mediterráneo.

 

¿Qué comer en Turquía?

En los últimos años la cocina turca se ha hecho mundialmente conocida gracias a los döner y al kebab. Tanto si te gusta como si crees que los de tu país no valen la pena, debes saber que los de Turquía, si eliges con cuidado el lugar, son tradicionales y tienen un sabor único que te enamorará. Pero la gastronomía de Turquía va mucho más allá.

La gastronomía turca utiliza ingredientes de la dieta mediterránea, pero también procedentes de Asia y Arabia, por lo que el resultado es especial y muy sabroso. La carne más típica es la ternera, y se utilizan en la cocina muchas verduras, legumbres, arroz y sobre todo especias. Las comidas pueden empezar con los mezze, unos aperitivos típicos y muy variados. Puede haberlos de pescado y marisco, pero también de legumbres como el hummus o de vegetales como la berenjena o el tomate.

Por último, no te pierdas los baklava, unos dulces típicos de Grecia, Chipre y también de Turquía. Se hacen con pasta de filo, miel, almíbar y frutos secos y son una auténtica delicia para picar entre horas. Además, los hay de muchas formas y sabores, por lo que podrás elegir el que más se ajuste a tus gustos o incluso probarlos todos.

 

Clima y Navegación en Turquía

 

- Temporada de navegación

La mejor temporada para alquilar un barco en Turquía y navegar es entre mayo y octubre, cuando las condiciones climatológicas son más favorables. Los puertos de la Costa Turquesa suelen llenarse mucho en los meses de julio y agosto, por lo que es conveniente asegurarse de que hay lugar para amarrar con antelación. A pesar de ello, la costa turca ofrece cientos de millas en las que es sencillo encontrar un lugar apartado y solitario si se busca tranquilidad. Para eso también se pueden elegir los meses de septiembre y octubre, cuando las temperaturas del aire y del agua son cálidas aún y el viento sopla moderadamente para poder navegar con comodidad.

- Temperatura

La temperatura en la costa del Mediterráneo y del Mar Egeo en Turquía cumple las características del clima mediterráneo. En julio y agosto se superan los 30 grados Centígrados con facilidad. En primavera y otoño las temperaturas suelen moverse entre los 20 y los 30 grados. En el invierno el ambiente es fresco pero no se suelen alcanzar temperaturas negativas en la costa.

- Precipitaciones

En los meses de julio y agosto, las precipitaciones en la costa sur de Turquía son prácticamente inexistentes. Pero en general entre mayo y octubre hay muy pocas precipitaciones, y estas se concentran en los meses de invierno, especialmente en diciembre y enero.

- Temperatura del mar

La temperatura del mar en la Costa Turquesa es cálida durante la temporada de navegación, y puede llegar a alcanzar los 30 grados en la parte más oriental, a partir de Antalya. En la zona de Bodrum o Marmaris en los meses de navegación no se acostumbra a bajar de los 20 grados centígrados, por lo que el alquiler de barcos en Turquía es una actividad totalmente recomendable para disfrutar de estas aguas.

- Viento

En general los vientos en la costa Turquesa son moderados o muy suaves. Durante la tarde hay brisas del oeste que favorecen la navegación a vela, pero no suelen ser fuertes. La única excepción es el Meltemi, que sopla en verano del este pero que es menos intenso en la zona de Antalya que en la de Bodrum o Marmaris.

 

Cómo llegar a Turquía

 

- En Avión

Turquía tiene diversos aeropuertos internacionales distribuidos por toda su geografía. Los que reciben más pasajeros cada año son los de Estambul, el Aeropuerto Internacional de Estambul (IST) y el Aeropuerto Internacional Sabiha Gökçen (SAW), así como los de Antalya (AYT), Ankara Esenboğa (ESB) e İzmir Adnan Menderes (EDB). Si vas a visitar la Costa Turquesa, puedes aterrizar en Ízmir (Esmirna) o en Antalya, pero también lo puedes hacer en los aeropuertos de Dalman (DLM), Milas-Bodrum (BJV), Gazipaşa-Alanya (GZP), o Edremit Balıkesir Koca Seyit (EDO), al lado de la isla griega de Lesbos.

La aerolínea nacional turca es Turkish Airlines, que forma parte de la alianza internacional Star Alliance. Es una de las principales líneas aéreas del mundo y vuelva prácticamente a todos los países. Se puede viajar a Turquía con Turkish Airlines desde toda Europa excepto desde Eslovaquia e Islandia, y desde casi toda Asia, América y parte de África y Oceania.

- En Barco

Se puede llegar a Turquía, tanto a Estambul como a Bodrum o Ízmir, desde diversos puertos e islas del Mediterráneo. Hay ferris que unen los puertos turcos con Grecia, Egipto y Chipre. El ferry es también una opción si se viaja entre diversos puertos de la costa turca.

- En Tren

Turquía no es un país demasiado accesible en tren. Se puede llegar por vía férrea desde Irán o Grecia, y también hay la opción de un tren “trans-Balcánico”, pero la ruta dura varios días.

- Por carretera

Hay líneas de autobús que unen Turquía con Rumanía y Grecia, y desde allí hacia otras ciudades europeas. También hay líneas desde Irán. Pero el viaje por carretera hasta Turquía es muy largo y conlleva muchas horas. También se puede llegar en vehículo particular por las autopistas de trazado europeo o E-roads. Pasan por territorio turco la E80 y la E90, que unen Portugal y Turquía, y la E87 entre Ucrania y Antalya.