Loader

Alquiler de barcos en
Francia

Mejores barcos de alquiler

Alquilar Bavaria Cruiser 37 en Francia

Bavaria Cruiser 37 (2014)

8 personas / 3 cabinas

1.400€

Alquilar Lipari 41 Ets en Francia

Lipari 41 Ets (2014)

10 personas / 6 cabinas

2.555€

Alquilar Ipanema 58 en Francia

Ipanema 58 (2019)

Catamarán

10 personas / 5 cabinas

14.195€

Alquilar Gemini Legacy 35 en Francia

Gemini Legacy 35 (2016)

8 personas / 3 cabinas

1.525€

Alquilar Helia 44 en Francia

Helia 44 (2013)

Catamarán

8 personas / 3 cabinas

3.585€

Alquilar Fountaine Pajot My 37[G] en Francia

Fountaine Pajot My 37[G] (2015)

Barco a motor

6 personas / 3 cabinas

2.600€

Te ayudamos a encontrar el barco perfecto

Solicita tu presupuesto

Zonas de navegación en Francia

Breve guía para alquilar un barco en Francia

Francia es uno de los países europeos más extensos y que cuenta con una particularidad marítima de la que muy pocos estados disfrutan: sus costas dan a más de dos mares distintos. La costa norte francesa está bañada por el Mar del Norte y el Océano Atlántico, mientras que en el sur está el Mar Mediterráneo. La costa norte es más agreste, con mareas muy marcadas, mientras que la costa sur es más plácida y cuenta con las playas y el paisaje mediterráneo típico. Por eso el alquiler de barcos en Francia ofrece muchas posibilidades y muchos lugares para conocer. Además, este país es reconocido internacionalmente por su cocina y por su legado artístico, entre otros muchos aspectos. Además, Francia cuenta con varios territorios de ultramar en el Caribe, en el Océano Índico y en el Pacífico, y con la gran isla de Córcega. Todo ello hace que pasar unos días en Francia sea una maravillosa opción para tus vacaciones.

 

¿Qué hacer en Francia?

Francia es un país muy extenso y en su territorio se pueden hacer muchas actividades distintas. Por eso nos vamos a centrar en lo mejor que puedes hacer en la costa francesa, tanto en la del Atlántico como en la del Mediterráneo. Sin duda uno de los destinos preferidos por los que optan por el alquiler de barcos en Francia es la Costa Azul. En lugares como Saint-Tropez se reúnen muchas celebrities cada verano. Los principales atractivos de esta zona del Mediterráneo son la belleza de sus playas junto a la arquitectura típica francesa de ciudades como Cannes o Marsella.

La costa Atlántica es un lugar altamente frecuentado por los amantes de los deportes acuáticos. Especialmente Biarritz, en el país vasco francés, es un destino maravilloso para los surfistas. Además, la costa norte de Francia ofrece propuestas culturales muy interesantes si quieres darle un plus a tus vacaciones. Entre ellas, puedes visitar el curioso Mont Saint-Michelle, uno de los lugares de Francia que acoge más turistas cada año. Y si eres un apasionado de la historia, te recomendamos que visites las playas del día D, como la playa de Omaha en Saint-Laurent-sur-Mer.

 

Playas de Francia

Precisamente por tener dos costas tan diferenciadas, Francia cuenta con playas muy diferentes pero todas ellas son muy bellas. Es frecuente encontrar en el norte playas entre altos acantilados y junto a pequeñas poblaciones. En estas playas se puede experimentar el efecto de las mareas, que hacen que durante unas horas del día existan playas de cientos de metros de ancho, y a las pocas horas hayan desaparecido bajo el agua. Sin duda este es un espectáculo único que se puede disfrutar con el alquiler de barcos en Francia. Y por otro lado, al sur existen largas playas de dunas de arena blanca típicas del Mediterráneo. Y también pequeñas calas, como es habitual en este mar. A continuación detallamos algunas de las mejores playas de Francia.

- Pampelonne

Elegida por los famosos para pasar sus vacaciones, la playa de Pampelonne es una de las mejores del Mediterráneo francés y de la Costa Azul. Se encuentra al sur de Saint-Tropez y es una playa larga de arena clara, de varios kilómetros de longitud. Cuenta con numerosas facilidades, instalaciones y clubes cerca de la arena, y es ideal si has optado por el alquiler de barcos en Francia.

- Espiguette

L’Espiguette es otra de las largas playas de arena fina mediterráneas. Se encuentra en Montpellier y es elegida por muchos para practicar deportes acuáticos. Su paisaje desértico es admirado por muchos, con kilómetros de dunas y de vegetación baja.

- Châtelaillon

Situada al sur de La Rochelle, Châtelaillon es una de las playas del Atlántico en las que se nota el efecto de las mareas. Es una playa larga y ancha de arena dorada, limitada por preciosas casas típicas francesas.

- Hendaya

La playa de Hendaya es una de las más bellas del norte de Francia. Situada junto a la frontera con España, es uno de los destinos preferidos de los practicantes de deportes acuáticos. Su ancho arenal desaparece en muchos puntos con la marea alta y el paisaje, limitado por grandes rocas al norte, es espectacular.

 

¿Qué comer en Francia?

La cocina de Francia es mundialmente conocida por la exquisitez de sus platos. En muchas zonas tiene las características de la dieta mediterránea, y en otras cuenta con influencias del centro del continente europeo. Podría decirse que la cocina del sur es parecida a la española o la italiana, con gran presencia del aceite de oliva y los productos de la huerta. Mientras que en la cocina del norte aparecen más la mantequilla, las patatas y la carne.

Algunos de los productos más típicos de la cocina francesa son el foie gras, los quesos y el vino, y en el terreno del dulce los croissants. Pero cada región tiene sus platos autóctonos y son muy distintos entre ellos dependiendo de la zona. Las Crêpes dulces, las Galettes saladas o la Tarte Tatin de postre son algunas de las elaboraciones que se pueden degustar en la costa norte. En la Costa Azul, sin duda la sopa de pescado Bouillabaisse es un plato obligatorio. El Ratatouille, apto para vegetarianos, o el Confit de Canard (pato confitado) son otros de los platos que se pueden encontrar en el sur.

 

Clima y Navegación en Francia

 

- Temporada de navegación

La temporada de navegación en Francia coincide con la temporada en el Mediterráneo, entre mayo y septiembre. Aun así, es bueno saber que en el norte hace más frío y llueve más que en el sur, por lo que estos meses pueden acortarse y es más posible encontrar mal tiempo en la costa Atlántica. Hay que tener en cuenta que el verano es temporada alta en el Mediterráneo y por tanto es conveniente reservar con antelación para poder disfrutar al máximo con el alquiler de barcos en Francia.

- Temperatura

Las temperaturas en Francia son un poco distintas entre la costa norte y la costa sur. Tomando como referencia Saint-Tropez, en el sur, en la temporada de navegación los valores se mueven entre los 15º y los 30º. Y en verano se acostumbran a superar los 20 grados centígrados a diario. La costa norte es un poco más fría, con temperaturas de 15 o 20 grados en verano.

- Precipitaciones

También las lluvias son distintas en la costa norte y en la costa sur de Francia. El otoño es la época más lluviosa en todo el país. Pero en verano en el sur apenas llueve y en el norte hay algunos días más de lluvia.

- Temperatura del mar

La temperatura del mar en Francia varía un par de grados entre el norte y el sur. Mientras que en el Mediterráneo en julio, agosto y septiembre se superan los 20 grados (22º o 23º), en el norte suelen estar por debajo esos valores (20º o 21º). Todas ellas son temperaturas muy agradables para navegar en verano, ni muy calientes ni muy frías, y son ideales para disfrutar del alquiler de barcos en Francia. 

- Viento

Por lo general la Costa Azul es uno de los mejores lugares para navegar con calma debido al poco viento en la temporada de navegación. En la zona del Golfo de Lion son más frecuentes los vientos fuertes y predominan el Mistral y la Tramontana. En la costa Atlántica predominan los vientos del norte, pero los más fuertes son los del suroeste en verano.

 

Cómo llegar a Francia

 

- En Avión

La Francia continental cuenta con varios aeropuertos internacionales. Los más usados cada año son los dos de París, Orly (ORY) y Charles de Gaulle (CDG). Los aeropuertos costeros más frecuentados son los de Niza (NCE), Marsella (MRS) y Montpellier (MPL) en el sur y los de Biarritz (BIQ) y Brest Bretagne (BES) en el norte. Otros aeropuertos con mucho tráfico de viajeros son Lyon (LYS), Toulouse (TLS) o Mulhouse (MLH), en la frontera con Suiza y Alemania.

La aerolínea nacional francesa es Air Fance, de la alianza internacional SkyTeam. Es posible llegar a los aeropuertos franceses desde prácticamente cualquier país del mundo. Especialmente están bien conectadas las islas de ultramar y el resto de países europeos. No en vano, el aeropuerto de París Charles de Gaulle es el segundo más importante de Europa en número de vuelos y pasajeros.

Puedes ver los aeropuertos de las islas de ultramar y de Córcega en sus páginas correspondientes.

- En Barco

Es posible llegar a Francia en barco, tanto al norte como al sur. Hay ferris que conectan los puertos del sur con otros puertos africanos y europeos de Marruecos, Argelia e Italia. Por el norte, se puede llegar desde Reino Unido e Irlanda por mar. Además, es posible llegar hasta el país con un barco de alquiler en Italia, España o Bélgica.

- En Tren

El tren es una buena opción para llegar a Francia desde otros países europeos debido a su ubicación haciendo frontera con muchos estados. Así, se puede acceder al país en tren desde Reino Unido, Bélgica, Países Bajos, Alemania, España, Italia, Portugal o Suiza.

- Por carretera

Francia cuenta con muy buenos accesos por carretera desde diversos países europeos. Entre ellas, la E05 y la E15 entre Reino Unido y España, la E40 entre Calais y Kazajistán,  la E50 entre Brest y Rusia, la E70 entre España y Georgia o la E80 entre España e Irán. Estas rutas se pueden hacer en coche particular o bien en autobús, puesto que en Europa existen múltiples líneas de autobús hacia ciudades francesas.